A todos nos gusta el pan casero, el olor que invade la cocina y el salón y la satisfacción de comer algo que hemos hecho con nuestras propias manos. La panadería es un arte, requiere tiempo y conocimiento (más de lo que se cree), pero si no quieres complicarte la vida, este pan fácil sin amasado te parecerá todo un descubrimiento

INGREDIENTES PARA EL PAN FÁCIL SIN AMASADO

500 gr de harina
1 cucharadita de sal
12 gr de levadura fresca (medio cubito)
1 cucharadita de miel o azúcar
400 ml de agua

¿CÓMO SE HACE?

Empezamos por poner la levadura en un vaso con un poco de agua tibia (de los 400 ml totales) y la miel. Removemos bien y dejamos algunos minutos. Cuidado con la temperatura del agua, no tiene que ser demasiado caliente para no inactivar la levadura.

A continuación, ponemos toda la harina en un bol junto con la sal y el resto del agua, y removemos. Añadimos la levadura y seguimos removiendo con la ayuda de una cuchara. Nuestro pan fácil se verá bastante blando, imposible de amasar, pero nos da igual porque no necesitamos hacerlo ?. Echamos un poco más de harina por encima, que le va a dar un aspecto rústico muy bonito, tapamos el bol con film transparente y dejamos reposar hasta que haya doblado su volumen. Si tenemos los radiadores encendidos, podemos colocar el bol cerca de uno, en unas dos-tres horas aproximadamente tendremos una masa estupenda. Si no es época de calefacción, podemos poner el bol en el horno y encender la luz (todo lo demás, apagado).

Cuando la masa haya subido, la vertemos en una bandeja con papel de horno sin tocarla, con la ayuda de una espátula. Estas cantidades dan para dos hogazas, pero podéis hacer tres más pequeñas o incluso una grande. Tapamos con una servilleta de algodón y dejamos reposar media hora. Horneamos a 200°, calor solo abajo, poniendo el pan en la bandeja del medio. Estará listo en unos 40 minutos, aunque dependerá del tamaño de las hogazas. Su color y su olor delicioso os avisará que hay que sacarlo, vigilad de vez en cuando. Ahora viene la parte más difícil… dejarlo enfriar antes de comerlo.

SALE MEJOR SI… usamos una harina de buena calidad. Si no sabemos dónde comprarla, con la que encontramos en un supermercado corriente, también nos valdría. Al fin y al cabo, es un pan fácil ?

Pin It on Pinterest

Share This