Esta receta le encantará a todo el mundo. La crema sale muy fina y tiene un color precioso, que contrasta con los colores vivos de la fruta fresca. Si la escogemos muy madura conseguiremos que además de color y sabor, también de dulzor. Cuanto más madura, mejor. De esta manera, podemos reducir la cantidad de azúcar que añadimos a las natillas sin perder nada de sabor. Y por si fuera poco, estas natillas salen igual de buenas incluso con leche sin lactosa, así que…

INGREDIENTES PARA 4 NATILLAS

4 yemas de huevo
4 cucharadas soperas (escasas) de azúcar
4 cucharadas soperas (escasas) de harina de trigo
400 ml de leche semidesnatada
la ralladura de 1 limón
un chorrito de cointreau
frutas de temporada troceada

¿CÓMO SE HACE?

Primero ponemos la leche a calentar con la ralladura de limón, a fuego dulce. Cuando esté a punto de hervir, quitamos el cazo del fuego, tapamos y reservamos.

En un bol, batimos bien las yemas con el azúcar. Cuando tengamos una mezcla blanquecina, empezamos a añadir la harina tamizada, poco a poco y seguimos removiendo. Cuando toda la harina esté bien integrada y la masa esté cremosa, uniforme y sin grumos, reservamos. 

Volvemos al cazo con la leche, la filtramos para quitar la ralladura de limón y la vertemos en el bol con el resto de los ingredientes. Removemos despacio durante un minuto y luego vertemos el contenido del bol en el cazo. Finalmente añadimos el chorrito de cointreaux, ponemos en el fuego y llevamos a ebullición (suave, nada de borbotones). Dos minutos y nuestras natillas al cointreau están listas!

SALE MEJOR SI… los huevos son muy muy frescos y la fruta supermadura. Para la ralladura de cítricos, mejor un limón que tenga la piel gordita, para evitar llegar a la parte blanca (que, como sabéis, es bastante amarga)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This