La ricota es un queso muy usado en cientos de platos, tanto dulces como salados, cuyo uso está muy arraigado en la gastronomía italiana. La ricota de vaca, más suave que la de oveja, es la que mejor se presta para la preparación de este postre, por su sabor delicado.

INGREDIENTES PARA 4-5 VASITOS DE MOUSSE DE RICOTA Y MELOCOTÓN

250 gr de ricota de vaca
100 ml de nata para montar
dos cucharadas de azúcar glas
dos melocotones frescos o en almíbar

¿CÓMO SE HACE?

La mousse de ricota y melocotón es una receta muy rápida de hacer, y muy sencillita. Se puede disfrutar a lo largo de todo el año y queda bien con todo tipo de frutas, aunque a mi las variantes que más me gustan son las que llevan melocotón, fresquilla, albaricoque, cerezas, fresas, piña natural o melón (el de la pulpa naranja).

Empezamos integrando el azúcar glas con la ricota y mezclando bien para que no queden grumos. A continuación, montamos la nata con unas varillas eléctricas y la añadimos a la ricota. Para que la nata no pierda volumen, mezclamos lentamente con movimientos de abajo a arriba, en lugar de con movimientos rápidos y circulares.

Nos ponemos con la fruta. Pelamos dos melocotones muy maduros y los cortamos en trozos pequeños, a poder ser todos del mismo tamaño. Montamos nuestros vasitos de mousse de ricota poniendo un poco de fruta en el fondo, luego la mousse y finalmente otro poquito de fruta. Lo ideal sería montarlos en el último momento, pero si no podemos y los vamos a guardar en la nevera, mejor añadir la fruta de encima justo antes de servirlos.

Las cantidades que propongo es esta receta son las que yo suelo utilizar. No me gustan los postres empalagosos y me resulta muy agradable el contraste entre el sabor suave y sedoso de la ricota y el dulzor de la fruta. Pero por supuesto el que quiera puede añadir más azúcar glas, más nata (mitad y mitad) o más fruta.

QUEDA MEJOR SI… la fruta es de temporada y muy madura.

Pin It on Pinterest

Share This