INGREDIENTES PARA 12 EMPANADILLAS

Para la masa brisa

160 gr de harina de trigo
40 gr de mantequilla
la yema de un huevo
3 cucharadas soperas de agua fria
una pizca de sal

Para el relleno

1 berenjena grande
2 tomates grandes
media cebolla
100 gr de queso rallado, a poder ser semicurado de vaca
una cucharadita de albahaca y orégano seco
una pizca de sal
pimienta

¿CÓMO SE HACE LA MASA?

Tamizamos la harina en un bol y añadimos la mantequilla cortada en dados pequeños. Mezclamos bien y añadimos la yema de huevo batida con una pizca de sal. Integramos todo y añadimos las 2 cucharadas de agua fría. Pasamos la masa a la encimera y trabajamos con las manos hasta conseguir una masa firme y sin grumos. Formamos con ella una pelota y la dejamos en la nevera durante media hora por lo menos, envuelta en film transparente.

¿CÓMO SE HACE EL RELLENO?

Vertemos tres cucharadas soperas de aceite en una sartén y rehogamos la cebolla cortada en juliana durante un par de minutos. Añadimos la berenjena cortada en daditos. Sazonamos. Dejamos que se dore durante dos minutos más, junto con la cebolla.
Luego echamos el tomate fresco cortado en trozos pequeños y las especias. Una cucharadita de albahaca y orégano secos suele ser suficiente. Tapamos y dejamos a fuego bajo durante unos 10-15 minutos, luego destapamos y dejamos durante otros 10 minutos aproximadamente, para que reduzca. Cuando el relleno esté listo, añadimos el queso rallado, removemos bien y dejamos reposar (mejor si lo sacamos de la sartén y lo ponemos en un plato, enfriará más rápido)

Mientras el relleno enfría, sacamos la masa de la nevera y la estiramos con un rodillo, intentando que tenga un grosor de unos 2-3 milímetros. Luego, con la ayuda de un aro de 10 cm de diámetro, empezamos a sacar nuestras empanadillas.
En cada una ponemos una cucharadita de relleno, aunque no exactamente en el medio, sino que un poco desplazado, para que sea más fácil cerrarlas. Doblamos la masa sobre si misma. Para que se peguen mejor, podemos mojar el índice en un poco de clara de huevo y pasarlo por el borde. Terminamos de sellarlas con un tenedor, con cuidado de no romper la masa, para que no se salga el relleno durante el horneado.

Colocamos nuestras 12 empanadillas en una bandeja de horno con papel vegetal, que pintaremos con algo de aceite de oliva. Batimos una llema de huevo y la usamos para pintar la superficie, para que queden bien doradas durante el horneado. Finalmente, las ponemos en horno estático precalentado a 180 grados durante 25-30 minutos, con calor arriba y abajo, pero sin ventilación. Las servimos calentitas.

SALE MEJOR SI… nos animámos a hacer la masa nosotros y si usamos el tomate natural en lugar del tomate de bote

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This