INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO DE CHOCOLATE NEGRO Y VAINILLA

240 gr de harina
200 gr de azúcar
4 huevos
150 gr de chocolate negro 70%
200 ml de leche semidesnatada
levadura (8 gr aproximadamente)
aroma de vainilla
mantequilla para untar el molde

¿CÓMO SE HACE?

Como siempre, empezamos por encender el horno, que tiene que alcanzar una temperatura de 160-170 grados.
Mientras se calienta, batimos los huevos con el azúcar durante unos minutos, hasta que estén esponjosos. A continuación, incorporamos poco a poco la harina tamizada, junto con la levadura y el aroma de vainilla. Una vez tengamos una masa homogénea y sin grumos, la reservamos y nos ponemos con el chocolate.

Calentamos la leche en un cazo a fuego muy muy bajo (no es necesario que hierva) y añadimos el chocolate cortado en trozos. Removemos con cuidado y vigilamos la temperatura, para que no se queme, y cuando esté completamente derretido lo vertemos en la masa del bizcocho, incorporando poco a poco todo el chocolate. Mezclamos todo bien hasta conseguir un color uniforme.

Ya podemos untar el molde con mantequilla o aceite, llenarlo con la masa y hornearlo durante media hora a 160-170 grados. Este bizcocho no lleva más grasa que no sea la que aportan los propios ingredientes (los huevos y el chocolate negro), por lo tanto es recomendable que se haga a temperatura no demasiado alta para que se mantenga esponjoso y jugoso. No os dejéis engañar por la falta de mantequilla, el chocolate negro aporta casi un 40% de grasa. Probad este bizcocho con un vaso del leche calentita, os sorprenderá…

SALE MEJOR SI… el chocolate es de buena calidad y en lugar de aroma de vainilla, usamos vainilla natural. El sabor es mucho más intenso y la diferencia se nota, merece la pena.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This